martes, 18 de octubre de 2011

Modificadores del sujeto y del predicado


Los modificadores del sujeto


En el sujeto de una oración, además del núcleo (que puede estar explícito o implícito, puede ser simple o compuesto),  encontramos: al modificador directo, al modificador indirecto, a la aposición y la construcción comparativa.
A continuación explicaremos cada uno de ellos.
El modificador directo: los constituyen dos clases de palabras: los artículos y los adjetivos. Se llama  modificador directo porque estas álabras aportan datos sobre el núcleo y están inmediatamente antes o después de éste  (en el caso del artículo, siempre antes)  coincidiendo en su género y número. Por ejemploen la siguiente oración: El niño travieso juega en el jardín. El núcleo del sujeto es niño y “El” y “travieso” son modificadores directos, ya que influyen de manera “directa”, en ese núcleo (completan su idea). Ocurre lo mismo si el adjetivo estuviera después del artículo, es decir, el travieso niño juega en el jardín, siendo también (el travieso) modificadores directos.
El modificador indirecto: se lo denomina así porque entre el núcleo del sujeto y la o las palabras que lo determinan (es decir, modifican), necesita de un nexo o palabra que los una, esa palabra es una preposición, por ejemplo: El gato de Marina duerme en su cama. Entre el núcleo del sujeto (gato) y la palabra que lo modifica, es decir, completa la idea (Marina) hay un nexo que los une (de), por eso se llama “indirecto”, necesita siempre de una preposición. Hay que aclarar que  con la palabra “del”  se sigue la misma regla de la preposición ya que articula dos: “de el”, considerándola como tal, Por ejemplo: La hija del emperador, es preciosa. En este caso del emperador, es considerado como un modificador indirecto.
La aposición: es una aclaración acerca del núcleo del sujeto que, generalmente, se encuentra expresada entre comas. Si esta aclaración es suprimida, la oración sigue teniendo sentido y, además puede ocupar el lugar del núcleo y éste convertirse en aposición. Veamos un ejemplo que demuestre lo expresado: San Martín, el gran libertador de América, vivirá para siempre en nuestra historia. En esta oración, el gran libertador de América, es la aposición, es decir, la aclaración del núcleo (San Martín). La oración puede ser entendida y sigue siendo coherente (es decir, teniendo sentido) si se la saca o suprime: San Martín vivirá para siempre en nuestra historia. Ahora comprobaremos si es una aposición, ocupando el lugar del núcleo: El gran libertador de América, San Martín, vivirá para siempre en nuestra historia. En este caso El gran son modificadores directos,libertador es el núcleo del sujeto, de América, es un modificador indirecto y San Martín, se convierte en la aposición, es decir, la aclaración. En este caso, por más que se hayan invertido estos elementos, la oración sigue teniendo el mismo sentido, comprobando así la aposición inicial.
La construcción comparativa: introduce, por medio de palabras “como”, “cual”, comparaciones, por ejemplo: El sol, como una moneda gigante, resplandece en el cielo. En esta oración, como una moneda gigante, es la construcción comparativa.


El predicado


El predicado es la parte o fragmento de la oración que incluye lo que se dice del sujeto, es decir, da información sobre él. Al igual que el sujeto, el predicado puede ser:
Verbal: cuando su núcleo es un verbo.
No verbal: cuando su núcleo no es un verbo, sino un sustantivo, adjetivo o construcción equivalente a alguna de éstas (nominal) y, también puede ocurrir que sea un adverbio o construcción de este tipo (adverbial).
También en el predicado ocurre lo mismo que el sujeto, en cuanto a la cantidad de núcleos: será simple si posee un solo núcleo y compuesto, cuando haya más de uno.
Los modificadores del predicado son:
  • Objeto directo: éste es siempre un sustantivo o una construcción equivalente. Por ejemplo,María compró rosas (“rosas” es el objeto directo, ya que modifica al verbo “compró”).  Se lo reconoce porque puede ser reemplazado por los pronombres: la, las , lo, los. En el caso del ejemplo dado: María las compró. El objeto directo, responde a la pregunta (“que + el verbo”), por ejemplo: “¿Qué compró María?”. También se comprueba el objeto directo, pasándolo a una oración pasiva, haciendo que cumpla la función del sujeto: “Rosas fueron compradas por María”, aquí vemos cómo la oración se vuelve pasiva (es decir, se resalta el objeto y la acción y  no el sujeto que la llevó a cabo). Aquí, es necesario explicar elcomplemento agente, que es el sustantivo o la construcción equivalente iniciada por la preposición “por”. Aparece en la voz pasiva y señala a quien realiza la acción indicada por el verbo. En el caso del ejemplo presentado antes, el complemento agente sería: “por María”.
  • Objeto indirecto: también siempre es un sustantivo pero se une al verbo mediante las preposiciones “a” o”para”. Para reconocerlo se lo reemplaza con las preposiciones : le, les. Esto es importante, ya que algunos objetos directos también empiezan con “a”. Veamos un ejemplo de objeto indirecto: “María compró flores a su madre” (“a su madre”, es el objeto indirecto). En este ejemplo, el reemplazo sería el siguiente: “María le compró flores”.
  • Circunstanciales: expresan las circunstancias en que se realiza la acción, pueden estar constituidos por una sola palabra (en este caso, serían los adverbios) o por una construcción. Los circunstanciales se clasifican de la siguiente manera:
  1. De modo (responde a la pregunta: ¿cómo?) Ejemplo: Matías vivió feliz su cumpleaños.
  2. De tiempo (responde a la pregunta: ¿cuándo?) Ejemplo: Matías festejó ayer su cumpleaños.
  3. De lugar (responde a la pregunta: ¿dónde?). Ejemplo: Matías festejó su cumpleaños en un pelotero.
  4. De instrumento (responde a la pregunta: ¿con qué?). Matías rompió la piñata con un palo de madera.
  5. De compañía (responde a la pregunta: ¿con quién?). Matías festejó sus cumpleaños con sus mejores amigos.
  6. Cantidad: (responde a la pregunta: ¿cuánto?). Matías sopló cinco velitas.
  7. Causa: (responde a la pregunta: ¿por qué?). El alumno lloraba por el mal resultado en su evaluación.
  8. Fin: (responde a la pregunta: ¿para qué?). Los chicos se reunieron para despedir el año.
  9. Afirmación: Los chicos sí fueron a la fiesta.
  10. Negación: Los payasos no pudieron llegar.
  11. Duda: La niña tal vez falte al colegio mañana.
  • Predicativo obligatorio: se da en aquellas oraciones que poseen verbos copulativos (ser, estar, parecer, semejar, conjugados) ya que si con éstos finalizara la oración, ésta quedaría incompleta o mal formada. Por ejemplo: María era. (está incompleta).  María estaba feliz por la noticia (“feliz por la noticia”, es el predicativo obligatorio ya que es necesario para completar la acción.
  • Predicativo no obligatorio: Estos pueden ubicarse tanto en el sujeto como en el predicado sin alterar el significado de la oración, además, a diferencia del obligatorio, pueden suprimirse.

2 comentarios:

  1. puede haber un modificador indirecto en el predicado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solamente si esta en una construcción nominal modificando a un sustantivo.

      Eliminar